PREVENCIÓN, ASESORAMIENTO Y DEFENSA DEL CONSUMIDOR

Email
padec@padec.org.ar

El Macro hecha luz sobre las tasas y blanquea el índice de incobrables

Comenzó a incluir en los resúmenes su nivel de cartera en situación irregular. El detalle aclara el cálculo de los intereses crediticios

 

Por efecto de un acuerdo alcanzado con PADEC, el banco Macro dio un paso adelante en la relación con sus clientes y comenzó a incluir en los resúmenes de tarjetas el índice de incobrabilidad de la institución.

La medida, vigente desde hace muy pocas semanas, hecha algo de luz sobre la forma en que el banco calcula sus tasas de interés.

Y abre la posibilidad a los consumidores de, conocido el nivel de deudores, optar por permanecer o no dentro de la cartera de clientes de Macro.

Esta perspectiva –aunque este primer caso revela de forma genérica y sin ahondar en detalles–, de ser replicada por empresas del mismo segmento, abriría en principio la posibilidad de conocer el estado financiero de los bancos y sus efectos sobre los intereses en cuestión.

 

En paralelo, y de acuerdo a lo estimado por PADEC, la aplicación mayoritaria de la medida incluso fomentaría la competitividad del segmento a base de datos de incobrabilidad actualizados y opciones de tasas a libre elección de los consumidores. 

Macro comunicó a través de un edicto judicial que el porcentaje de su cartera en situación irregular ahora está al alcance de todos sus clientes titulares de tarjetas de crédito MasterCard.

Un ejemplo de cómo la firma ahora da a conocer los nuevos datos:  “Le informamos que la cartera de préstamos al consumo, dentro de la cual se encuentran los volúmenes expresados en tarjetas de crédito, posee un porcentaje de cartera en situación irregular del 2,29% en el trimestre Sep/2011/ Nov 2011 según balances que se publican en el BCRA.” 

A partir de ahora, y como ya se deslizó en párrafos anteriores, la meta reside en alcanzar un nivel de comunicación de los índices que comprenda a todos los actores de la actividad crediticia. Banco Macro acaba de dar el puntapié inicial.

La expectativa está puesta en que, en pos de un mejor servicio para quienes confían su realidad económica en el sector bancario, este tipo de medidas cobre masividad en el corto plazo.


Por: Patricio Eleisegui